Historia del Archivo Capitular

La historia del Archivo comienza con la construcción de la Catedral y con la creación del Cabildo de Canónigos. Aunque el Archivo nace en el mismo momento en que el Cabildo crea el primer documento, la reagrupación de todos los manuscritos y pergaminos en un mismo espacio físico no se produce hasta el año 1526. Cuatro años más tarde, el obispo Rodrigo Sánchez del Mercado manda construir unas dependencias dedicadas específicamente a archivo.

Actualmente el Archivo está ubicado en la Casa de l'Almoina, pegado al campanario, y es una pieza más del engranaje de la Catedral 

Durante todos estos años, la historia del Archivo ha ido ligada a la de la Catedral y a la de Mallorca. El hecho de no haber sufrido grandes destrucciones por factores externos (inundaciones, incendios, saqueos ...) hace que la cantidad de documentos custodiados sea muy alta y, en general, que su estado de conservación sea bueno.

Jeroni de Mília fue el primer canónigo archivero y desde entonces, y de forma casi ininterrumpida, un miembro del Cabildo ha ostentado el cargo. En la actualidad el canónigo archivero es D. Bartomeu Moll Ribas.