Opinión

La opinión de Joan Bestard

24 feb 2017
Opinión
La opinión de Joan Bestard

  PUNTO ÉTICO

 

Joan Bestard / 08.02.18


La grandeza ejemplar de la honradez

Marco Tulio Cicerón (106-43 aC) dejó escrito: “La honradez es siempre digna de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho”.

La honradez es la sinceridad y coherencia con uno mismo y con los demás. Es un valor humano de primera categoría, que hace poco ruido y reporta escasa utilidad material.

Cuando decimos de una persona que es honrada, hacemos de ella un gran elogio. La honradez implica lealtad, generosidad y bondad, y todo ello expresado con la máxima humildad y sencillez.

La honradez no hace ruido, pero deja huella, y  profunda, por donde pasa.

Sobre el sólido fundamento de la honradez, se puede edificar con certeza una vida humana totalmente ejemplar, que sabe servir gratuitamente a sus semejantes y a la sociedad que le rodea.

Artículo 387 de la columna “Punto ético”  publicado en el periódico Última Hora del jueves, día 8 de febrero de 2018 pág. 28. 

 


Joan Bestard / 25.01.18 


La importancia de los abuelos


Una maestra de escuela preguntó a sus alumnos cómo definiría un abuelo, y uno, muy espabilado, contestó: "Un abuelo es una persona con plata en el pelo y oro en su corazón".

Los abuelos, en nuestras sociedades modernas, juegan un papel importante, ayudan a sus hijos y nietos con un cariño especial y con una ilusión admirable, efectivamente, tienen "oro en su corazón".

El amor de los abuelos por sus nietos es entrañable y siempre me ha admirado.

Me enternece ver a un abuelo que acompaña a su nieto o a su nieta al colegio o juega con ellos en casa o en un parque de la ciudad.

Los abuelos, además, durante la crisis económica que últimamente han vivido, han resuelto muchos y graves problemas a sus hijos y a sus nietos. Cuántas veces el dinero de la jubilación de los abuelos ha aliviado situaciones muy difíciles que vivían hijos y nietos.

Artículo 386 de la columna "Punto ético" publicado en el periódico Última Hora del día 25 de enero de 2018, jueves, pág. 40.

 


Joan Bestard / 11.01.2018

Los hechos son los que importan

Miguel de Cervantes (1547-1616) afirma: “Un caballero se avergüenza de que sus palabras sean mejores que sus hechos”.

Éticamente hablando lo que importa son los hechos, no las palabras. Cuántas veces, por desgracia, somos ricos en palabras y muy pobres en hechos. Las palabras son fáciles de decir, los hechos, en cambio, difíciles de ejecutar. Más aún, a veces empleamos abundantes palabras para  encubrir la falta de hechos. 

Deberíamos esforzarnos todos por ser personas de parcas palabras y hechos abundantes.

Los hechos, y no las palabras, son los que certifican nuestra conducta.

El comportamiento es la base de la ética, no nuestra bella palabrería que tiene poco peso moral.

Las palabras tienen una relativa relevancia, pero lo que importa de verdad son los hechos, el comportamiento, la conducta que diariamente seguimos. 

Artículo 385 de la columna “Punto ético”  del periódico Última Hora del día 11 de enero de 2018, jueves, pág. 34.

 


Joan Bestard / 28.12.2017

 

Los tres mejores doctores del mundo

Jonathan Swift (1667-1745), escritor satírico y poeta anglo-irlandés, deán de la Catedral de San Patricio de Dublín, afirmó con sarcástica ironía: “Los mejores doctores del mundo son: el Dr. Dieta, el Dr. Tranquilidad y el Dr. Alegría”.

La moderación en el comer y beber es de capital importancia. La dieta no es un lujo, sino una necesidad para controlar nuestra salud.

La tranquilidad es la segunda recomendación que debemos seguir. La tranquilidad, la serenidad, la paz interior son básicas para una buena salud del cuerpo y del alma.

La alegría es la tercera recomendación que debemos practicar. Afrontemos la vida con satisfacción. Alejemos de nuestra existencia la tristeza, el malhumor  y el derrotismo.

Sigamos los consejos de estos tres doctores y conseguiremos la felicidad. 

Artículo 384 de la columna “Punto ético” publicado en  el periódico Última Hora del 28 de diciembre de 2017, jueves, pág. 32.

 


Joan Bestard / 14.12.2017


Un proverbio mongol sobre la amistad

Hay un proverbio mongol que dice: “El victorioso tiene muchos amigos; el vencido, buenos amigos”.

Cuando la vida nos sonríe y andamos de victoria en victoria, muchos se ofrecen como amigos. En cambio, cuando somos vencidos, cuando los fracasos nos acompañan, cuando las adversidades nos acorralan, aparecen los buenos amigos. Los amigos de verdad son aquellos que en los momentos difíciles saben estar a nuestro lado y saben brindarnos una ayuda gratuita y generosa. Los buenos amigos no suelen ser muchos, pero son de una autenticidad total. Estos son un tesoro extraordinario que debemos agradecer.

No nos interesan muchos amigos, sino buenos amigos, que son aquellos que saben ayudarnos sin solicitarlo, que saben estar a nuestro lado de forma gratuita y alegre.

Artículo 383 de la columna “Punto ético”  publicado en el periódico Última Hora del día 14 de diciembre de 2017, jueves, pág. 28.

 


Joan Bestard / 30.11.2017

La necedad de los parlanchines

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), escritor, científico y médico español, Premio Nobel de Medicina 1906, dijo: “Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento”.

La necedad es extensa y diversa. Una de las más lamentables, sin duda, es la de los parlanchines, que quieren manifestar que son personas de talento.

El parlanchín que se cree talentoso, sin serlo, es un necio de remate al que pronto se le ve el plumero.

Lo radicalmente contrario a la necedad del parlanchín es la sensatez del que habla oportuna y serenamente.

La persona inteligente y sensata no habla de lo que no sabe, y, de lo que sabe, no lo dice todo y, si lo dice, es porque se lo solicitan convenientemente.

Artículo 382 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 30 de noviembre de 2017, jueves, pág. 38.

 


Joan Bestard Comas / 16.11.2017

 Hay que convertir las ideas en hechos

Santiago Ramon  Cajal (1852-1934), escritor, científico y médico español, Premio Nobel de Medicina 1906, afirmó: "Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas".

Expresión intuitiva y feliz que nos indica que las ideas, por muy buenas que sean, si no se convierten en hechos, de poco sirven. Las buenas ideas de personas y grupos, si no se hacen realidad, se desvanecen y se pierden irremisiblemente.

Las ideas son chispazos de la inteligencia que duran poco. Si no hacemos nada con ellas, caen en el olvido y "nunca más se supo". Las buenas ideas son para ser convertidas en buenas realidades.

La idea que no aterriza se queda en una simple teoría, que pronto pierde su virtualidad. La idea, en cambio, hecha realidad, puede ser fuente de nuevas ideas que, a su vez, engendrarán nuevas realidades. Se crea, así, el círculo virtuoso de: ideas-hechos-ideas, que resulta enormemente útil.

Artículo 381 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 16 de noviembre de 2017, jueves, pág. 28.

 


Joan Bestard Comas / 02.11.2017

 Elogio de la voluntad

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), escritor, científico y médico español, Premio Nobel de Medicina 1906, izo este genial elogio de la voluntad: "Si hay algo en nosotros verdaderamente divino, es la voluntad. Por ella afirmamos la personalidad, templamos el carácter, desafiamos la adversidad, reconstruimos el cerebro y nos superamos diariamente".

Nunca había leído un elogio tan expresivo de la voluntad humana.

Debemos cuidar con esmero la inteligencia y la volunta: son dos grandes potencias que nos humanizan.

Alimentemos constantemente nuestra inteligencia, pero, sobre todo, eduquemos nuestra voluntad: es una fuera extraordinaria que orienta toda nuestra existencia y nos hace avanzar con decisión hacia metas significativas que dan pleno sentido a nuestra vida.

Artículo 380 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 2 de noviembre de 2017, jueves, pág. 28.

 


Joan Bestard Comas / 19.10.2017

 Saber cambiar de opinión

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), escritor, científico y médico español, Premio Nobel de Medicina 1906, afirmó: "Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión".

Saber cambiar de opinión es de sabios. Y si el que lo hace es un anciano, tiene doble valor, porque no se aferra a su prolongada experiencia.

Los que nunca quieren cambiar de opinión, demuestran escasa inteligencia y carácter intransigente.

Cuando las circunstancias cambian o cuando alguien, con razón, nos hace ver que andamos equivocados, es señal de sensatez saber cambiar de opinión.

Cambiar de opinión no significa cambiar de ideas fundamentales o dejar a un lado los principios básicos que uno tiene, sino, simplemente, saber adoptar una posición distinta sobre un punto concreto, porque alguien nos ha convencido de ello o porque han cambiado las circunstancias.

Artículo 379 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 19 de octubre de 2017, jueves, pág. 32.

 


Joan Bestard Comas / 05.10.2017

 No seas riguroso ni blando

Miguel de Cervantes (1547-1616) dejó escrito: "No sea siempre riguroso ni siempre blando y escoja el medio entre estos dos extremos; que en ello está el punto de la discreción".

El punto de la discreción es también el punto del sentido común. Y el sentido común evita la rigurosidad y la blandura: dos extremos que no deben acompañar nunca la conducta humana. La rigurosidad permanente nos hace intransigentes y duros. Y la blandura constantes, débiles y amanerados.

Busquemos el sabio punto medio que nos ayudará a conseguir un comportamiento equilibrado, que nos será de gran utilidad en la vida diaria.

Este sabio punto medio lo podríamos llamar "firmeza serena" o "serenidad firme". Esta firmeza serena huye de la rigurosidad y de la blandura y sabe colocarse en el adecuado punto medio, tan necesario y útil para nosotros y para los que viven a nuestro alrededor.

Artículo 378 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 5 de octubre de 2017, jueves, pág. 36.

 


Joan Bestard Comas / 21.09.2017

 El tiempo arregla muchas cosas

Miguel de Cervantes (1547-1616) escribió: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.
No se puede decir mejor en menos palabras. Efectivamente, el tiempo arregla muchas cosas. Cervantes lo expresa con castizas y poéticas palabras.
El tiempo cicatriza heridas y cura el dolor de las adversidades.
Gracias al tiempo olvidamos múltiples malos ratos que todos hemos tenido en la vida.
El tiempo es el que equilibra nuestra existencia y nos brinda nuevos impulsos para continuar el camino de la vida con serenidad y perseverancia.
Gracias al tiempo nos reponemos y empezamos de nuevo con renovada ilusión.
El tiempo presente es la plataforma desde la que miramos con agradecimiento lo mejor de nuestro pasado y nos orientamos hacia el futuro con renovadas ideas y nuevos proyectos.

Artículo 377 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 21 de septiembre de 2017, jueves.

 


 Joan Bestard Comas / 07.09.2017

 

La felicidad de la libertad recobrada

Miguel de Cervantes (1547-1616) escribió: “No hay en la tierra, conforme a mi parecer, contento que se iguale a alcanzar la libertad perdida”.

Recuperar la libertad perdida es la mayor de las felicidades. Hoy, en el mundo, hay millones de personas que carecen de libertad. Son esclavas de dictaduras feroces que no respetan la dignidad humana o de plagas terribles, como la miseria y el hambre, que obstaculizan, sobre manera, esta libertad.

Recuperar la libertad perdida, dice Cervantes, es la mayor de las felicidades. Yo así también lo creo. La libertad es el mayor don de Dios al hombre. Él nos creó libres y solo cuando podemos gozar plenamente de esta libertad, somos felices.

Luchemos con todas nuestras fuerzas para que muchas personas en la tierra puedan recuperar la libertad perdida, procurando crear en sus países aquellas condiciones económicas, sociales y políticas que lo hagan posible. 

 

Artículo 376 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del día 7 de septiembre de 2017, jueves.


El sofá de la abuela

Joan Bestard Comas / 24.08.2017

Encontré en Internet una foto que me impresionó: la abuela está sentada en su casa en el centro de un sofá grande y cómodo, en forma de siete. A su izquierda están su hija y su yerno y a su derecha, cuatro nietos, ya adolescentes. Todos han ido a casa de la abuela para felicitarla en su cumpleaños. Los seis juegan con su teléfono móvil, última generación, muy concentrados, y la abuela, más sola que la una, permanece aturdida, desconcertada y con la mirada perdida, sin saber qué hacer ni qué decir.

         Moraleja: la técnica que nos puede unir, también nos puede aislar. Es el caso del sofá de la abuela: todos los visitantes van a lo suyo: nadie se comunica con el otro ni nadie dice nada a la abuela. ¡Tragedia absoluta! ¡Sinsentido total!

         No puedo olvidar aquella foto de Internet: constituye un absurdo de tal calibre que nos debe hacer reflexionar. Si no reaccionamos ante esta imagen es que hemos perdido el sentido común.

Artículo 375 de la columna “Punto ético” publicado en el periódico Última Hora del 24 de agosto de 2017, jueves.

 

Array ( [type] => 32 [message] => PHP Startup: Unable to load dynamic library '/usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so' - /usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so: cannot open shared object file: No such file or directory [file] => Unknown [line] => 0 )