Historia, Actualidad

Mujeres de la Seu #DíaInternacionalDeLaMujer

08 mar 2017
Historia, Actualidad
Mujeres de la Seu #DíaInternacionalDeLaMujer

Hoy es el Día Internacional de la Mujer. Recordamos el nombre de algunas mujeres importantes en la historia de la Seu:

 

Beatriu de Pinós (Cataluña, 1433 - Palma, 1485) fue una protectora, impulsora y divulgadora del lulismo (tendencia filosófica y mística basada en el pensamiento de Ramon Llull). Ella personifica la importante y significativa implicación de las mujeres del siglo XV en el conocimiento y divulgación de la obra del místico y beguí* Ramon Llull, como creadoras y sostenedoras de espacios donde enseñar, conocer y difundir la obra luliana. A su iniciativa se debe la fundación del Estudio General Luliano de Mallorca, origen de la futura universidad mallorquina. De hecho, un edificio de la Universitat de les Illes Balears lleva su nombre.

Catalana de nacimiento pero mallorquina de corazón, lo que más destaca sobre su personalidad es la formación cultural que tenía, poco común en ese momento, la cual la llevó a erigir y dotar en vida la primera cátedra luliana en 1478. Se sabe que, a su muerte, dejó todos sus bienes a la Ciudad y Reino de Mallorca, representando un ejemplo único de este tipo en nuestra historia. Beatriu de Pinós idolatró nuestra tierra y, de hecho, murió y fue sepultada aquí. Su sepulcro se encuentra en la capilla del Sagrat Cor de la Seu.

 

*Beguí: persona perteneciente a unas comunidades o asociaciones de laicos cristianos fundadas en los Países Bajos en la segunda mitad del siglo XII y luego extendidas en Renania, Francia, Occitania, Cataluña, Andorra, la franja de Aragón, las Islas Baleares, una parte de la Comunidad Valenciana, gran parte de los Pirineos Orientales, la ciudad de Alguer, el Valle de Arán e Italia.

 

Esclaramunda de Mallorca (Mallorca, ? - 1371) fue la hija de Sancho de Mallorca, hijo natural de Fernando - hermano del rey Sancho I de Mallorca - que murió el 16 de julio del año 1371. Estaba casada con Artal de Foces, señor de Cabrera y gobernador del Reino de Mallorca. Según informa el historiador Mateu Rotger, muchos historiadores antiguos creyeron que la lápida sepulcral pertenecía a Esclaramunda de Foix, esposa de Jaime II, basándose en la dificultad de lectura de la inscripción por su precario estado de conservación, y por encontrarse ubicada al lado del antiguo sarcófago del rey de Mallorca en la Capilla Real, muy cerca del altar mayor. El escritor Joaquim Maria Bover de Rosselló fue quien finalmente aclaró que se trataba de la esposa de Artal de Foces.

La lápida representa a Esclaramunda de cuerpo entero y flanqueada, en la parte superior, por cuatro escudos, colocados de dos en dos a ambos lados. Los dos escudos de la parte superior son iguales y representan las armas de la casa de los Reyes de Mallorca, formadas por cinco barras de las que dos están en color más oscuro.

 

Sor Isabel Cifre (Ciudad de Mallorca, 1467 -1542) fue rectora del Colegio de la Crianza. Era la quinta hija de una familia de gran fervor religioso y originaria de Pollença, que se trasladó muy pronto a la capital mallorquina, concretamente en la calle de San Miguel.

En 1490 profesó como religiosa jerónima, y ​​en 1510 los fundadores del Colegio de la Crianza la nombraron madre rectora, cargo que ocupó hasta su muerte, en 1542. Isabel era considerada, además, una mujer muy respetada socialmente, ya que a menudo actuaba como mediadora en las luchas que mantenían los diferentes bandos de la nobleza mallorquina. En 1545, durante el pontificado de Pablo II, se ordenó la apertura del proceso de su canonización.

El cuerpo difunto de Isabel fue sepultado en la Capilla de San Bernardo, en la Seu, por orden del pontífice Paulo III. Dicha capilla sufrió un grave incendio en 1912, por lo que se tuvo que llevar a cabo una completa restauración de la misma, a cargo de Joan Rubió.

 

La leyenda de la Dama Emparedada

Doña Elisabet Safortesa Gual-Desmur, hija de Mateu Safortesa-Tagamenent,  nació en la solariega casa de la calle de Sant Bartomeu, en el año 1530,  delante de la actual plaza que precisamente se llama de Can Tagamanent. Durante los años 1549 y 1550 vivió con Elisabet la que después fue santa mallorquina, Catalina Tomàs i Gallard, antes de entrar en el convento de Santa Magdalena. Catalina estaba destinada al servicio particular de Elisabet; durante esta época ambas jóvenes se hicieron muy amigas, de tal manera que dice la tradición que Elisabet enseñó a leer, escribir y bordar a la Beateta.

En la biografía que de la santa mallorquina hace el cardenal Antoni Despuig aparecen diversas referencias a Elisabet, pero el episodio muestra la singularidad de la vida de esta dama de la nobleza mallorquina, extraído de la mencionada biografía, es lo que se cuenta a continuación:

En su juventud, Elisabet tenía deseos de ser religiosa, y esperaba llevar a buen puerto sus planes en elconvento de Santa Magdalena con su compañera Catalina; pero, esta le anunció que nunca se pondría ningún velo religioso sobre su cabeza. Poco después se casó con un noble caballero llamado Jordi de Santjoan, que tenía el cargo de procurador real. Pese a la diferencia de estado civil, Elisabet y Catalina mantuvieron el contacto; Elisabet iba a visitarla al convento y existió entre ambas un afecto cordial. A los pocos años de casada, Elisabet enviudó. Consolada por Catalina, quedó tan desengañada de las vanidades del mundo, que tomó la dura resolución de encerrarse, previa autorización del Capítulo de la Seu, en una pequeña estancia situada al lado de la capilla de Sant Pere de la Catedral, al lado de la Epístola, espacio que todavía subsistía en época del cardenal Despuig. La singularidad de esta petición hizo dudar al Capítulo Catedralicio, que aceptó después de la reiterada contundencia de la solicitud de tan rigurosa clausula; así, los Actos Capitulares de la Seu de los días 21 de marzo y 7 de abril de 1576, reflejan la gracia que se le hizo: Un possit se retraere, et caudere intus Ecclessiam Sedis.

Elisabet, ya en su espacio penitencial, ordenó tapar la puerta que da paso al Mirador, y dejó solo un torno por dónde se le suministraba el mínimo alimento necesario. En la parte inferior del muro que da a la capilla se le abrió una ventana, que usaba para las largas horas de oración a las que se entregaba. Por eso, el pueblo la conoció con el nombre de la Dama Emparedada. En aquel rincón cerrado de la Seu acabó su vida el 16 de noviembre de 1589, después de 13 años de reclusión voluntaria.

La partida original de enterramiento de Elisabet Safortesa aparece en el libro de administración de la Sacristía del real Convento de Santo Domingo”

Si pasean por el Mirador, encima del espacio de las Voltes, verán adosado al ábside lateral correspondiente a la capilla de Sant Pere el muro que cerraba el espacio de la Dama Emparedada, así como también los restos del portal cegado que hizo cerrar, y dos pequeñísimas troneras (ventanas pequeñas), que no sabemos si le debían permitir respirar el aire del cercano mar abierto.

 

Array ( [type] => 32 [message] => PHP Startup: Unable to load dynamic library '/usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so' - /usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so: cannot open shared object file: No such file or directory [file] => Unknown [line] => 0 )