Eventos, Entrevistas, Actualidad

Diez años de una buena causa para un gran proyecto

11 abr 2017
Eventos, Entrevistas, Actualidad
Diez años de una buena causa para un gran proyecto

"Vida, alma, esperanza, lucha y solidaridad". Con estas cinco palabras define Tomeu Català los 30 años de historia de Proyecto Hombre Baleares. Orgulloso y satisfecho con los resultados del esfuerzo del equipo humano que comenzó con los mínimos recursos y mucha ilusión, el presidente de la asociación balear confiesa la alegría que le produce poder celebrar un concierto que ya se ha convertido en una tradición. "Este año viene un grupo de 40 personas de Francia", explica, y está convencido de que el éxito del acto se debe, en parte, a la combinación del lugar y la calidad de las actuaciones.

No es casualidad que el concierto en beneficio de Proyecto Hombre en la Catedral traspase fronteras. El Réquiem de Fauré no decepcionó a las 1.500 personas, entre voluntarios, organización y público en general, que asistieron puntuales a una cita con la música y con la solidaridad. Tampoco faltó la Reina emérita Doña Sofía, fiel a una celebración que preside desde hace años.

La que se considera la obra más famosa y bella del compositor francés Gabriel Fauré no sonó a tristeza, ni a muerte, sino a alegría y paz. Y es que así lo sentía Fauré cuando la creó: "Concibo la muerte como una liberación alegre, una aspiración de la felicidad del más allá, en vez de una experiencia dolorosa." Algunos de los presentes, en un intento por experimentar esta sensación en vida, cerraban los ojos de vez en cuando para captar mejor el alma de la música.

La Orquesta Sinfónica de Baleares, dirigida por Pablo Mielgo, y la Coral Universidad de las Islas Baleares, bajo la dirección de Joan Company, interpretaron "La muerte y la música" con una impecable musicalidad, creando una atmósfera de solemnidad que complementaba a la perfección la esencia de la Catedral. Las voces de los solistas, Maia Planas y Sebastián Peris, encontraron en la Seu una maravillosa caja de resonancia.

Para Tomeu Català, "el Réquiem Fauré es un grito a la esperanza", una de las diversas formas de mantener la puerta de Proyecto Hombre constantemente abierta. "En el centro entran cada día 500 personas", explica minutos antes de iniciarse el concierto y con la música del último ensayo de la orquesta de fondo. Por estas y otras muchas personas que "día a día están luchando por abandonar un camino de muerte y de oscuridad" se organiza desde 2007 esta concierto. Jesús Mullor, director general de Proyecto Hombre Baleares, también destaca la esperanza y la lucha que representan el acto, pero recuerda que "no son más que el reflejo de lo que se vive a diario en los diferentes centros de España".

"Creo que podemos estar contentos de que la sociedad eche una mano a estas personas, que muchas veces son las grandes olvidadas." Acontecimientos como el de ayer suman esperanza y hacen crecer una buena causa que este año cumple 10 años. Todo sea para que no nos olvidemos de aquellos que un día tuvieron el valor de tocar a la puerta de Proyecto Hombre. Sin duda, un gran proyecto.

Array ( [type] => 32 [message] => PHP Startup: Unable to load dynamic library '/usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so' - /usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so: cannot open shared object file: No such file or directory [file] => Unknown [line] => 0 )