Culto, Actualidad

Palabras de salutación del deán presidente del Cabildo al nuevo obispo de Mallorca

27 nov 2017
Culto, Actualidad
Palabras de salutación del deán presidente del Cabildo al nuevo obispo de Mallorca

Palabras de salutación del deán-presidente del Cabildo Catedral, Mn. Teodor Suau, al nuevo obispo de Mallorca

Reverendísimo Padre: Seáis bienvenido. En nombre de la Iglesia Católica de Mallorca, seáis bienvenido a vuestra casa. No nos sois en absoluto ajeno: venís de una tierra que queremos, bien cerca de nuestra casa y con la que nos unen tantos motivos. En estos meses largos nos habéis servido con todo vuestro corazón y aprovecho para agradeceroslo. Por tanto, nos conocemos suficiente. No os he de explicar como es el terreno que la bondad del Amado os invita a cultivar. Conocéis bien nuestras complejidades, nuestros límites, los retos que a partir de ahora compartiremos. Sobre todo, pero, sabéis de nuestra esperanza y de nuestra voluntad de ser enmedio de nuestra sociedad testimonios del Evangelio. Según la bella imagen de San Ignacio de Antioquía, el obispo es como el icono de Dios Padre en el corazón del mundo. Y es reconfiado en la verdad de esta imagen que os recibimos. Habéis elegido como lema vuestro las palabras del Señor: "Vosotros sois mis amigos". Buen programa del ministerio que hoy iniciáis. Palabras que se alargan en aquellas otras: "Nadie tiene un amor más grande que el que da la vida por sus amigos". El don de vuestro amor es la prenda que esperamos de vos. Recibid vos hoy la certeza que nosotros queremos ser vuestros amigos, todos, colaboradores y responsables tanto de vuestra felicidad como de la tarea que compartimos, por voluntad de nuestro único Señor. Y no tengáis miedo. No tengáis miedo del mundo, porque Dios lo quiere; ni de nosotros, porque somos la familia del Resucitado y, a partir de ahora, la vuestra; ni del mal, porque hay un amor más fuerte que el mal y que la muerte, que nos ha sido vertido corazón adentro por la gracia del bautismo. No tengáis miedo. La esperanza es nuestro presente y nuestro futuro reposa en las buenas manos del Espíritu, hasta que Dios será todo en todos.

Habéis querido que tuviésemos hoy en las manos una preciosa imagen de la Virgen de la Misericordia. Quienes la pusieron en la Catedral desearon que fuese memoria de un momento crudo de nuestra historia, cuando una crecida de la Riera envió a la muerte a centenares de ciudadanos. Quisieron que los que murieron juntos, permanecieran juntos en la tierra sagrada de la Catedral. Y los pintaron bajo el mantel de aquella Madre que, impotente, contempló la muerte cruel del primero de sus hijos. Quisieron que fuera signo del amor lúcido que vence a la muerte con la ternura. A esta ternura os encomendamos, reverendísimo Padre, hoy, en otro día solemne, el de vuestra entrada en nuestra tierra. Que María sea siempre vuestra ayuda y vuestra gracia. Seáis bienvenido.

 

Array ( [type] => 32 [message] => PHP Startup: Unable to load dynamic library '/usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so' - /usr/local/lib/php/extensions/no-debug-non-zts-20131226/pdo_mysql.so: cannot open shared object file: No such file or directory [file] => Unknown [line] => 0 )