¿QUÉ SIGNIFICA LA PALABRA "ÁNIMO"?

 

 Francesc Ramis

 

S.Pablo experimentó la confrontación con sus hermanos judíos. La agresividad alcanzó tal nivel que el tribuno romano tuvo que proteger al apóstol de las insidias de los perseguidores. El militar condujo a Pablo al cuartel para darle cobijo. Durante la noche, el Señor se apareció al apóstol y le dijo: “¡Ánimo!; pues tienes que dar testimonio de mí en Roma igual que lo has dado en Jerusalén” (Ac 23,11).

 

La exclamación “¡ánimo!” también aparece en el evangelio de Marcos. Cuando el ciego Bartimeo oyó que pasaba Jesús, imploró su misericordia. Entonces los discípulos, en nombre de Jesús, le dijeron: “¡Ánimo!, levántate que te llama (el Maestro)” (Mc 10,49).

 

La situación de Pablo y Bartimeo estaba teñida por las tinieblas: el apóstol permanecía en la oscuridad del calabozo y el ciego no podía ver la luz. Sin embargo, ambos oyeron, en las tinieblas de su vida, la voz que les decía “¡Ánimo!”.

 

Desde la óptica evangélica la voz “ánimo” no significa simplemente “valor”, “coraje” o “arrojo”. Significa mucho más. Indica que la luz de Jesús es más fuerte que las tinieblas que a menudo ensombrecen nuestra vida. El ánimo que Cristo nos da hace que nuestros labios puedan exclamar con el salmista: “Señor, tu eres la luz que alumbra las tinieblas de mi noche” (Sal 18,29). Cuando nuestra vida cruza la oscuridad, recordemos que, a pesar de las tinieblas, sigue brillando la luz del Resucitado que guía nuestra vida por la senda del Evangelio.

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.