Judas

 

Joan Bauza

 

¿Qué debe de pensar Judas, con las manos en la cabeza? ¿Qué le dirían las monedas que se encuentran echadas en el suelo? ¿Tiene una postura pensativa o derrotada? No parece feliz. ¿Está, entonces, arrepentido? ¿Valió la pena este montón de metal, como para dejar de compartir el pan del cenáculo? ¿Por una bolsa tan pequeña, ignominia tan voluminosa? La vista de las treinta monedas de plata ¿le evoca el recuerdo de los trescientos denarios del coste del perfume de la mujer de los ungüentos?

El Iscariote fue uno de ellos, uno de los Doce, fue apóstol en toda regla. ¿Por qué habiendo estado tan cercano a Jesús no acabó misionero del mensaje y terminó traidor de la persona? ¿No había sido testigo de las bienaventuranzas y de los milagros?

Judas, sabemos la escena final de tu vida, y nos disgusta. No sabemos la actitud final de tu corazón y nos produce esperanza. Sabemos que nunca se pierde nada por parte de Dios, tal vez un último suspiro tuyo fuera para él. Tú, Judas, eres más que el acto de las treinta monedas. ¿Qué sería de mí, si fuera un acto mío el que me definiera con más intensidad que tu predilección, Señor, ¿por mí?

Santa María, rogad por nosotros pecadores: por Judas y por mí.

 

20200127 Allot amb pans

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

BOLETÍN DE NOTICIAS

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.